Noticia


viernes, 3 de noviembre de 2006

Amar a fondo perdido

Desde el principio, no me quise hacer ilusiones.
Supe que nunca serías capaz de amarme como yo te quería
que exigía algo que tu no eras capaz de darme
y sin embargo aposté por ti.
Creí que valía la pena dedicar mi vida a tu lado
y así la vida cobraría más sentido de la que tenía.
Pero no esperaba nada de ti,
aunque tu lo creyeras así,
mi amor, mi tiempo, mis caricias y mi ternura
eran una inversión a fondo perdido.
Tu sonrisa era el único pago a mi amor
y eso me sobraba,
porque lo único que yo necesitaba en mi vida
era alegría. La alegría que tu me dabas

1 comentario:

dulcinea dijo...

Amor a fons perdut...no está nada mal. Pero...¿ por qué empeñarse en empezar por el final?...

...besos, melonet. ;)