Noticia


lunes, 8 de junio de 2009

Libertad de expresión

Hoy tengo tiempo.
Tengo tiempo para leer
tengo tiempo para escribir,
por fin, tiempo.
Pero hoy no tengo nada que contar
soy tan feliz
que me quedé sin argumentos,
la melancolía de días mejores
que alimentaban mis letras
se esfumó y con ella vino el tiempo
el tiempo que me sobra
para escribir aquello que no sé decir.

Así que trasteo por el tuenti, por el facebook
y por todas las redes sociales que llenan de fantasía mi vida virtual
y me encuentro a mi amor platónico.
El primer amor, ese en el que apenas contaba con 8 años.
¿Qué se hace cuando se encuentra al primer amor?
No la he vuelto a ver desde entonces.
Le escribo y le digo... ¡Hola! ¿Sabes quien soy?
Evidentemente no - me respondería ella.
- Soy tu amor platónico - añadiría yo.
Y ella apretaría la tecla de -suprimir, suprimir, suprimir.
Estamos a vuelta de todo
Claro que molaría, vamos a mi me molaría,
que apareciera alguien diciéndome que yo con 8 años
fui su amor platónico, me parecería muy tierno,
pero no sé.
¿Tu qué harías?