Noticia


sábado, 15 de enero de 2011

Despertar

Despierto
Silencio
Abro los ojos instantaneamente.
Miro hacia un lado a otro mientras sigo sin moverme.
El corazón me late rápidamente, busco la hora nervioso.
Aún falta media hora para que suene el despertador.
Respiro, inspiro hondo y exhalo lentamente.
Me tranquilizo, pero ya no puedo dormir.
No quiero dormirme y no escuchar el despertador.
Cierro los ojos, pero los abro sistemáticamente cada 7 minutos.
No consigo relajarme, a pesar de poner en práctica todos los trucos de mi psicólogo.
Hasta que 30 minutos después, suena el despertador
Entonces suena el despertador, me relajo
y me duermo