Noticia


viernes, 15 de abril de 2011

Gominolas

Tu flagrante olor te delata el aroma a gominola anunciaba por todos los rincones que ya habías vuelto del colegio. Podía imaginar con los ojos cerrados y sólo inspirado por el olor tu falda del uniforme corta tus coletas provocadoras y tus ojos pintados. No tenías pinta de no haber roto un plato, al revés, más bien de haberlos roto todos. El chupachup bailando con fruición entre tus labios y tu lengua de manera provocadora Tu mirada de reojo poco disimulada tus pechos apretando la camisa blanca dejando asomarse el vértice del pecado Las puertas del infierno no estaban lejos de ese ascensor Únicamente tenía que parar un piso antes, quizás tu lo esperases toda la vida, quizás yo me arrepintiese toda la vida de no haber parado.