Noticia


sábado, 31 de diciembre de 2005

La sonrisa del duende

Cuando un sueño se cumple

un pequeño duende esboza una sonrisa.

Que el 2006 sea el tiempo en que tu duende aprende a sonreir,
y...
si no sonrie con su tierna carita,
sin dudar,
dale una buena patada en la boca,
y retuercele los cojones hasta que sonria el cabrón del duende,
que al fin y al cabo,
es el unico favor de mierda que le pides en todo el puto año

Feliz 2006.