Noticia


viernes, 28 de abril de 2006

Felicidad (enesima parte)

Os confiaré un secreto.
Hace 15 días vino a cenar a casa la felicidad
no había llamado, ni había avisado,
solamente se presentó.
Llamó a la puerta y entró.
No hubo presentaciones,
me besó suavemente en los labios
y me sonrió mientras iba atornillando
sus ojos en los míos.
No los despegó hasta que me inundó.
No me dijo hasta cuando se iba a quedar,
pero sabía que no tardaría mucho en irse.
Cuando se fue sólo pude acariciar con mi lengua
mis labios buscando el sabor que la felicidad
había dejado en ellos.
Y desde entonces me tienes
con esa sonrisa idiota dibujada,
poseedor de un secreto,
que sólo ahora te confío a ti:
La felicidad

3 comentarios:

libertad dijo...

Depende tanto de nosotros, que parece increíble que llegue así.

Dulcinea dijo...

Me alegro tanto de que te haya vistado esa felicidad, de que le hayas invitado a "invadir" tu vida...
Me encanta verte con esa sonrisa idiota¡¡, hasta la piel se te ha puesto morena, MIRÀ VOS...ES RELINDO...BÁRBARO,
A disfrutarlo¡

cuantaslunas dijo...

Felicidad,q bonito nombre tienes...felicidad vete tu a saber donde te metes..!!ummm que espléndida y embriagadora visita.Bienvenida sea!!. Sedúcela,como tu sabes,pa que se quede.Besos