Noticia


jueves, 13 de abril de 2006

Que seas feliz

Sabía que leerías esto,
por eso lo escribo.
Te fuiste ayer,
y si no te fuiste:
me echaste,
que para la cuenta,
es lo mismo.
Exiliado de tu vida
Castigado con no disfrutar
de tu fidelidad del hoy,
te echo ya de menos.
Hoy no volví a casa,
por no sentir el vacio
que deja tu ausencia.
Entré para coger unas cosas
y me marché a un hotel.
Tu vacio llenará
a partir de hoy
mis dias
Cangrenará mi felicidad
la tuya, esa que vivirás
tan lejos de mi

2 comentarios:

Anónimo dijo...

chico, es bonito lo que escribes, triste, pero bonito. un saludo

Dulcinea dijo...

Pensé que algo tan bonito, no era digno de esa musa a la que escribes.
Rezuma amor "puro y duro" por doquier.
Tan puro que se puede ver en el arco iris, en las aguas de las cataratas, en el reflejo del hielo...Tan duro...que sobrepasa los paralelos y los meridianos, y se puede sentir desde el otro hemisferio.
Seguro que esa musa, habrá sonreido, habrá llorado y te habrá amado...
qué suerte tienen algunas¡.

Dulces besos