Noticia


martes, 3 de julio de 2007

Gracias

Gracias por vestir con tu presencia lo mucho que sabía ya de ti.
Gracias por el brillo de tus ojos.
Gracias por agitar las alas de tus manos.
Gracias por ayudarme a distinguir a la amapola del cardo.
Gracias por comprender mis contradicciones.
Gracias por colorearme las despedidas.
Gracias por quitarte, de vez en cuando, las gafas de sol.
Gracias por los recuerdos que me has regalado con nuestros instantes.
Gracias por esos aullidos silenciosos que hiciste brotar de mi interior.
Gracias por aquellos gramos de suavidad que mis dedos sintieron.
Gracias por el rumor de aleteo de mariposas que me brindaste con tus silencios.
Gracias por decirme sólo “hasta luego”.
Gracias porque me entendías hasta cuando yo callaba.
Gracias porque lo último que vi de ti fue una sonrisa.
Gracias porque tus locuras modularon a las mías.
Gracias porque tus dedos adornaron las palabras de tu boca.
Gracias porque con tu presencia sacaste brillo a las hojas de los árboles.
Gracias porque cuando intente hablar despacio me acordaré de ti.
Gracias porque cuatro horas en tu compañía han compensado trescientos días de ausencia.
Gracias porque no me has dejado decirte gracias.
Gracias por:
-malear horarios
-acompasar tus pasos
-prestarme tu tiempo
Sí ya lo sé, podría decirte muchas cosas pero he quedado mudo y en este momento sólo se me ocurre decirte: ¡¡GRACIAS!!

3 comentarios:

libertad dijo...

Pues para ser unas gracias plagiadas suenas muy reales, y preciosas.
B.

dulcinea dijo...

...en lo que a mi respecta...gracias a ti, por saber "conocer" a la amapola y al "cardo"

dulcinea dijo...

(le he dado al botón antes de hora...ahí va la continuación);)

...y en lo que respecta a tus demás..."gracias"...(cada uno que elija el suyo, o a quien corresponda, que se quede con todos...) comparto la opinión de LIBERTAD...aunque plagiados,preciosos.