Noticia


sábado, 1 de diciembre de 2007

Gracias (enésima versión)

Cierro los ojos
expiro
y todo huele a ti
Mi voz agradece
lo que no me merezco
y eso es lo que tu me das.

Abro los ojos
y tu sigues delante de mí,
mientras pestañeo
pensando que tengo que decir
tu cambias tu gesto serio
y dibujas una sonrisa
que provoca que mis ojos
se debiliten ante tu grandeza.
Tu sonríes incluso mas
viendo mi debilidad
y mientras, por fin
mis lágrimas resbalan sobre mis mejillas;
se escapa de mi boca un furtivo "Gracias"
a la vez que mi barbilla
tiembla y mi cuerpo se abalanza
en busa del refugio de tus brazos.

Cierro de nuevo os ojos
y cuando los vuelvo a abrir
tu ya no estás allí.
Ya no hay nadie,
sólo yo con tu recuerdo,
sentado en esta arena de mi desierto
abrazado a mis rodillas,
pestañeo una ez más
y sonrío con la misma sonrisa
que hace unos segundos
me regalabas tu a mí.
Entonces, contundente,
alegre de haberte compartido
miro al cielo y te repito:
GRACIAS