Noticia


domingo, 23 de noviembre de 2008

Dialéctica

En la dialéctica no hay vencedores ni vencidos
no se trata de machacar al contrincante
ni de demostrar ningún poder de la palabra a nadie.
Todo el mundo sabe lo que somos.
La dialéctica, como el lenguaje tiene que servir
para enriquecernos, para escucharnos y mejorar.
En un combate dialéctico todos ganan
y gana el que menos aporta o el que más escucha.
Todo pensamiento tiene una base
y de todo lo que se escucha se aprende
aunque ya haya pasado por uno ese pensamiento,
porque hasta de las películas que uno ha visto
cuando las vuelve a ver,
se da cuenta de detalles
en los que no había caído la primera vez
y que enriquecen más la película.
Así, en la escucha, en la dialéctica
todos ganan y nadie pierde.