Noticia


viernes, 5 de marzo de 2010

Paz

Nadie se parece a mi,
o yo no me parezco a nadie,
Alguien se acerca a mi,
adelanta su mano hacia mi
y yo estrecho su mano
Luego lleva su mano a su pecho
como queriendo clavar el olor de mis manos en su corazón
como queriendo meter mi paz dentro de él
No puedo repetir su gesto que me ha sorprendido.
Me quedo impresionado