Noticia


viernes, 1 de julio de 2011

Amparo

Amparo no sé si es una perla o es un diamante.
Es desde hace mucho tiempo la persona que a mi me gustaría ser.
Es admirable, porque simplemente podría pasarme la vida
mirando, y admirando lo que hace.
No porque sepa hacerlo, sino por lo bien que lo hace
solamente mezclando amor y ganas.
La admiro porque es la persona que quiero ser
y quedo asombrado cuando ella me mira
y confía o me regala un minuto de su vida,
cuando me abre el corazón y se me descubrer humana
con malos sentimientos de los que se arrepiente,
con humildad, con perdón, con alegría, con sinceridad,
con mucha claridad. con coherencia,
quizás porque algo nos une,
y quizás porque nos separa todo aquello que yo no alcanzo
y que ella pone tan cerca de mi vida
se convierte en un diamante a cada segundo que pasa