Noticia


jueves, 5 de abril de 2012

Así se enfada cualquiera

Si no fueses como eres
no tendrías necesidad de preguntarme.
El hecho de que ni siquiera sepas de que te hablo,
muestra a las claras que mentalidad tienes.

Además

la simple insinuación de que quizás podríamos intentar
poner algún remedio a la situación,
ya es una ofensa