Noticia


lunes, 20 de febrero de 2006

Beso

Cuando separó sus labios de los míos y abrí los ojos la vi diferente, la belleza exhalaba en su piel y su pelo brillaba, no me miraba como hacía un minuto y en su sonrísa podía descubrir un sabor que poco rato antes no era capaz de imaginar, y sentí como algo más que algo había sido sellado con un beso, y la encontré más bella que nunca, y le descubrí en su mirada un color que nunca había vista y supe por fín que estaba enamorado

3 comentarios:

Lorena dijo...

Que bonito! Me ha encantado este post.Si te besó puede que a ella le haya pasado lo mismo...

libertad dijo...

Es así como ocurre, sí, de forma inesperada, un buen día, sin darnos apenas cuenta, en un instante, que en tu caso fue o es un beso, pero que a veces puede ser una mirada, un gesto...yo recuerdo incluso que la primera vez que me enamoré lo percibí cuando me soltaron la mano en un instante, después de llevar horas y días cogiéndonosla en los que no había percibido nada parecido...es muy curioso esto del enamoramiento, y lo has descrito de maravilla.

Anónimo dijo...

enhorabuena, ráfaga!