Noticia


martes, 4 de agosto de 2009

Luna llena

Hacía tiempo que no tenía esta sensación.

El calor hace que duerma con las ventanas abiertas de par en par
Entonces apago la luz y la luz sigue allí.
Se ha colado por la ventana una luz
descarada que viene de la cara iluminada de la luna
Entonces sonrío, me acuerdo de ti
Cierro los ojos y dejo que la luz acaricie mi cuerpo.
Me abrazo a la almohada y una lágrima de felicidad
se escapa de mis ojos, sonrío omo sólo tu me has visto sonreir
y me dejo abrazar por la luz que no quema de la luna
y me dejo abrazar por la tranquilidad
por la atracción de la plenitud de tu blancura