Noticia


lunes, 10 de octubre de 2011

¿Para qué sirve ser friki?

En estos pensamientos me encontraba enfrascado el otro día.
Me gusta Sabina, colecciono todo lo que tenga uqe ver con Sabina.
Tengo libros, revistas, con recortes, los discos, las colaboraciones
y todo lo que tenga que ver con Sabina.
La verdad es que hay una inversión grande detrás de Sabina
pero ¿Para qué?
Bueno, pues empezaré diciendo que siendo que siguiendo las huellas de Sabina
soy heredero de mucho de su pensamiento.
No porque sea particularmente de Sabina, sino porque es alguien cultivado
y he seguido su estilo de cultivo
Pongamos por ejemplo:
Gracias a este coleccionismo he conocido a Ruibal
partiendo del "ruido" en el que hace coros,
conozco un "maldito veneno" y unas "bulerías" a medias.
Y a partir de ahí, pues tengo todos sus discos
y he ido a un par de conciertos.
Gracias a Sabina conozco a Krahe y gracias a Krahe, a Brassens.
Gracias a Sabina leo más poesía, leo a García Montero y me gusta
y leo a Angel Gonzalez o a Felipe Benitez Reyes y no me gustan
y leo a Benjamín Prado, y voy a lecturas de poesía.
Conozco a Bryce Echenique, aprendo a tocar la guitarra.
conozco a Jesús Aguirre y su historia, a Labordeta,
a Jaume Sisa y a Joaquín Carbonell,
con su música y su biografía.
También aprendo a investigar
a hacer el trabajo de un ratón de biblioteca
A escuchar de otro modo,
y a leer lo que nunca hubiera leído
Incluso a viajar por Londres, Praga,
Mallorca, Granada, Úbeda o Madrid
y todo ello
Pongamos que se lo debo a Joaquín

Mi cultura será más amplia pero una parte
se la debo a Joaquín Sabina
Ya me diréis si tengo motivos para ser friki