Noticia


sábado, 16 de julio de 2005

¿Crees en la reencarnación?


Yo sí.
Además, estoy seguro también de la reencarnación de los objetos.
No es posible que desaparezcan mis calcetines, o mejor dicho, mi calcetin. Siempre entro en casa con dos calcetines (uno puesto en cada pie), pero en algún momento de su vida, de la vida del calcetin, este muere, (solo uno, el que por selección natural resulta más debil), por el olor, por que lleva mucho tiempo con nosotros y le ha llegado su hora, porque se ahogó en la lavadora, o vaya usted a saber por qué. El caso es que se muere y desaparece, bueno, más que desaparecer, se reencarna por un mechero, que yo juro no haber comprado ni haber visto nunca, que aparece en el bolsillo de unos vaqueros. Anunciando no sé que empresa de transportes que no conocía hasta ese momento, o un pub, que ni conozco el pueblo en el que está situado. Otras veces se reencarna en unas llaves que no abren ninguna puerta conocida, o un libro del que no había oído hablar, colocado en la estantería de casa.
Y eso es lo que me hace creer en la reencarnación, o existe la reencarnación o yo soy esquizofrénico y llevo una doble vida, que también puede ser.