Noticia


lunes, 25 de julio de 2005

Cronica de un tour

Andaba con la mosca detrás de la oreja pensando que pasaría de malo en este viaje: Poco público, ambientes fríos, problemas en los viajes, problemas en el coche, robos, multas....
Pero nada de eso ocurrió.
El martes por la mañana estaba todo el equipo que había alquilado preparado para la gira nacional.
Llegaba a Granada el martes tarde a eso de las 6 PM. Encontramos los recintos donde íbamos a tocar, sin necesitar indicaciones. Tuvimos tiempo de conocer la ciudad, y preparar nuestra primera actuación: Actuaba en el "Barbadillos Club", un ambiente fresco, que nos llevo a estar cantando hasta más allá de la 1 de la mañana. Volvíamos ebrios de música a esas horas, incluso el aplauso de nuestro público en forma de tapas, nos hizo olvidar que teníamos que comer.
El miércoles por la mañana estuve paseando por Granada; ya la tarde anterior vimos el atardecer en el paseo de los tristes, y esta mañana tocaba la judería y el mirador de San Nicolás.

Pero otros trabajos de investigación me habían traído a esta ciudad, así que también estuve en la Facultad de Filosofía y Letras, en la hemeroteca, buscando una revista, "poesia 70". Como un explorador, buscaba la primera revista donde Sabina había publicado sus primeros versos. Una revista en la que escirbieron plumas como las de Aute, Carlos Cano, Loxa, etc... La encontré, un ejemplar, el nº 0, pero allí no había nada de Sabina. La revista salió en 6 ocasiones. Al irla a devolver vi en la estantería a su lado, ptra revista, "tragaluz", que recuerdo haber leido en alguna biografía suya, así que también mire, esta tenía tres ejemplares, y en uno de ellos encontre unos versos de Sabina, que en otra ocasión comentaré.

Por la tarde teníamos un segundo concierto en el "Paseo de los Principes"; y ya sabéis, copas, risas, excesos, como van a caber tantas canciones en un concierto!

El jueves por la mañana salíamos para Córdoba. Me sentí como en casa, a pesar de que nos costó encontrar algo más el lugar del concierto "El arcangel" cerquita del Guadalquivir, conciertazo envuelto por el calor y el salmorejo. Ojú que noche! Un único concierto que parecía no terminar.

También hubo tiempo para la investigación. El instituto Rute había publicado en 1987 un libro "Subjetivo y Arbitrario"; que luego descubrí que era una edicion limitada, 800 ejemplares, del que yo, gracias a mi magnifica anfitriona, conseguí un ejemplar, bueno, una copia de un ejemplar.

El viernes por la mañana me iba a encontrar de frente con la libertad, la libertad de la que nunca había gozado, y que no conocía, que no sabría si me gustaría o no. Luego simplemente me dejé llevar, me dejé seducir por las palabras, me abandone al tiempo y a su compañía para descubrir, que debía sentirme una persona afortunada en el mundo por tener conmigo la libertad, gozar de su mirada y su sonrisa. Gracias
Comimos en un sitio estupendo: Amaltea. Muy recomendable! (si vais por Cordoba. Ronda de Isasa, nº 10)
Por la tarde ya me dirijí hacia Madrid, con el buen sabor de boca de una mañana estupenda.
En Madrid, pese a las retenciones a casi mas de 100 kms de la entrada, llegué pronto. No sabía muy bien que era lo que me esperaba. Sabía que era un concierto con varios autores, como siempre habían sido estos festivales flaquilleros; pero no sabía seguro quienes actuarían. Peroi también todo fue rodado, grupos como Paris, Bohemalia, Abelito, Puck, Interno 16, Sara, Nica, Bruja... Actuaban el primer día. Tuvimos de telonero a "Por Soleares". Un grupo alternativoque dió la nota de humor al primer día de festival que se celebraba en "Huertas". Creoi que se grabó algún video del evento. Actúo ya al final de la noche, recien aterrizada "Canaria 37". Una solista de excepción. Quizás como anécdota es el "multón" del que nos libramos, gracias al coche de alquiler. Después de saltarnos no se cuantos semaforos en rojo, entrando en el parking, nos paró la policía, nos pidió los datos del coche, y cuando vió que aquello no tenía papeles ni tenía por donde cogerlo, nos dijo, bueno, por esta vez.... lo dejaremos pasar, y vaya si pasamos...
El sábado actuaron también, recién llegados del cantábrico "Tortuga". Pero ya fue un concierto recogidito en un club privado de gente normal, y que tuvimos que suspender, entrada la noche, por las quejas de los vecinos, que molestábamos por el ruido.

También hubo tiempo para la investigación, y para la formación. amaestraendo a Bohemalia en los dificilies caminos de la investigacion, volvimos a Bangladesh y Metralletra, en busca de material inédito, del flaco. Y algo encontramos.

El domingo, también fue largo, y empezaron las despedidas. Ya no había más conciertos. Viajes a aeropuertos, abrazos y risas.
A la media noche del domingo al lunes viajábamos de regreso a Valencia. Para poner lavadoras y hacer maletas, para mañana salir para realizar la segunda parte de esta gira.

Gracias a los que me habéis hecho sentir improtante estos días: Mercedes, Rocio, Encarni, Lourdes, Piedad, Sergio, Esperanza, Verónica, Sara, Jose, Antonio, Pino,

3 comentarios:

El semielfo dijo...

Con giras así también yo me hago rokero.No necesitas un guitarra???

libertad dijo...

Y una....que cante no -lo hago fatal-, que te lleve de un sitio para otro -uf, casi peor-...ya, que toque las palmas!...jajaj
Gracias a ti.
Pues seguro que esto no es nada, ya me contarás de la gira internacional...

E.

eSPe dijo...

Gracias a ti, tengo la suerte de conocerte, y me siento feliz.

Besos desde Espe.