Noticia


jueves, 22 de junio de 2006

De la muerte

Anoche, mi esposa y yo estábamos sentados en la sala hablando de las muchas cosas de la vida. Estábamos hablando de la idea de vivir o morir.
Le dije: "nunca me dejes vivir en estado vegetativo, dependiendo de una maquina y líquidos de una botella. Si me ves en ese estado, desenchufa los artefactos que me mantienen vivo".
Ella se levantó, desenchufó la televisión y me tiró la cerveza.

¡Que hija de la gran puta!