Noticia


sábado, 24 de junio de 2006

Historias de un batería


Ayer terminé de leerme este libro de Pedro Barceló: "Historias de un batería". Pedro Barceló ha tocado la batería con infinitud de grupos (primero propios y luego como "mercenario", como batería de sesión): Niña Pastori, Miguel Ríos, Jorge Drexler, Pedro Guerra, Olga Román, Ketama, Juan Perro, Esclaredidos, Rosario, Cómplices, Duncan dhu, Víctori Manuel, ... y sobre todo con Sabina. Por este último, básicamente, me compre el libro, y básicamente por ello lo he devorado. Y quiero hacer una pequeña recensión, de un libro muy simple, muy humilde y muy fácil de leer.
Pedro nos cuenta, entre anécdota y anécdota aquellas cosas que ha aprendido delante y detrás de una bateria, a modo de apuntes autobiográficos, nos da pinceladas de pequeños capitulos de su vida donde el pudo aprender algo. Pedro entre Clinics y conciertos, en silencio observa y se deja enseñar, con pequeñas sentencias, unas veces propias y otras veces ajenas, nos introduce a pequeñas columnas que también podemos leer bajo el epigrafe "on the road" en la revista "Todo percusión".
No encontraremos nada más en el libro, más que una pasión, los ritmos provocados por la bateria.
A modo de conclusión, un párrafo digno de copiar:
"En mis clínics siempre digo que mantengáis el espíritu desenfadado de los niños y que os toméis el tocar como lo expresan los franceses y los ingleses: jouer, to play : como un juego.
Tocar y jugar con la bateria es lo que hice cuando empecé. Ahora con bastantes más años me siento delante y no olvido aquella sensación de la primera vez. Al niño se le enseña jugando, por lo tanto una cosa no va reñida con la otra. Si sufrimos para aprender, con el tiempo morirá el estímulo y el desarrollo se convertirá en un almacenaje de datos. Si jugamos el crecimiento será completo, estimulando no sólo la mente sino también la creatividad y la imaginación"

1 comentario:

Marta dijo...

me encanta sabina