Noticia


miércoles, 17 de enero de 2007

Like a Rolling Stones

El espejo me devuelve mi mirada desvergonzada.
Ayer me afeité la barba de una semana
sin motivo, simplemente me afeité.
Esta mañana me miraba al espejo y veía al niño
que hace tanto había desaparecido de mi rostro.
No sabía verme, seguía siendo un niño
y era incapaz de verme como un hombre.
La mirada era inocente, la sonrisa sin malicia
Y me sentía desprendiendo candidez, sencillez.
Veía el mismo rostro que tenía
cuando hice la primera comunión
Entonces recordé el rostro de mi padre
en esas mismas fotos donde yo era tan joven
y el me parecía tan viejo.
Entonces, aquel día,
mi padre era más joven que lo soy yo hoy.
Y sin embargo el me parecía tan viejo
y yo me veo tan joven
... like a Rolling Stones

3 comentarios:

dulcinea dijo...

joder¡¡ que me has hecho llorar darling...¿habrás sacado a la niña que llevo dentro?
Brindo por ese nene¡¡

libertad dijo...

Así es el tiempo de caprichoso a veces, las revelaciones nos las da el espejo, y quizás también la consciencia.
Besos

Philomeno dijo...

Perdona pero tú eres bastante más guapo que Keith Richards y Mick Jagger.

Besos*3, bueno del peque no, que tiene gastroenteritis y podría pegártela :-D