Noticia


jueves, 4 de diciembre de 2008

Raro

Me miro y no sé que me pasa,
me giro, y me vuelvo a mirar,
me huelo, me miro la boca,
me hecho el aliento en las manos
y el aliento lo vuelvo a aspirar.
Me hablo, me humillo
y me pregunto que es lo que te aleja de mi
evalúo mis palabras
no sé que es lo que dije
no sé si con ello te herí.
Tu silencio,
tu arranque de huida
tu tan de repente,
tu afán por desaparecer
te dejan ausente
y a mi perturbado
obsesionado
buscando un ¿Por qué?