Noticia


jueves, 1 de septiembre de 2011

Albert Espinosa

Paseando por la Fnac me topo con un libro: "Si tu me dices ven lo dejo todo, pero dime ven". Me llama la atención, veo el precio, y sin mirar la contraportada, decido hacer caso a mi intuición y me lo compro. No conozco al autor.
Me lo leo, me resulta fácil y me resulta un tipo de narración que no me desagrada, pero claro, no es un gran libro, es un libro de sobremesa. Miro la foto del autor con su curriculum y con su guión en planta 14 o en 65', una peli que también me llamó mucho la atención y que he utilizado para algunas cosas sin saber quien era su autor. El caso es que la foto me hace pensar "qué chulito!" y un creído.
Sin embargo cuando volví a ir a la fnac otro día vi otro libro. Todo lo que habríamos sido tu y yo si no hubieramos sido tu y yo. Me lo compro sin pensarlo. Es barato
Luego un día lo veo por la tele. Está en el Hormiguero. Yo no ando delante de la tele. Me tienen que llamar: Vente!!! Mira quien hay en la tele.
Lo escucho. Está sentado con Pablo. Va muy muy informal y no es tan guapo como parece
Me gusta lo que dice.
Ops! Habla de sus cánceres. No hablaban los libros de ello
pero me gusta que no hayan hablado.
No me gusta que se venda la desgracia
Es algo más, que ni escribe ni describe un libro.
Sin embargo escucharle es mejor que leerle.
No se si entonces habla del mundo amarillo.
El caso es que este último mes me lo he leído
y por eso lo pongo como una perla o un diamante
Es él quien habla de perlas y diamantes
y es él quien se convierte en una perla en mi vida
No es un fetiche. Es simplemente alguien que se ha cruzado,
no personalmente pero si a través de sus palabras,
en mi vida y me ha alumbrado sin deslumbrarme,
me ha hecho sonreír y pensar
Es... un amarillo en mi vida