Noticia


jueves, 25 de agosto de 2005

De viaje


Mi cuerpo y mi alma tienen la mala costumbre de no viajar nunca juntas. Mi cuerpo más aventurero, no se lleva muy bien con mi alma reposada y calmada. A esta última le gusta gozar del viaje, digerir cada paso que doy, mientras, mi cuerpo ya ha llegado a su destino, por eso que sea frecuente verme llegar a un sitio, y hasta el día siguiente no ver llegar mi espíritu; por eso que las tareas que necesitan 4 manos, las dejo para el segundo día, para cuando ya esté de cuerpo y alma en el lugar.
Por cierto, acabo de llegar a casa, pero lo de limpiar e ir a comprar lo dejaré para mañana

1 comentario:

eSPe dijo...

Si quieres te ayudo a comprar...

^_^