Noticia


lunes, 15 de agosto de 2005

Déjate sorprender

"La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida", rezaba aquella canción. Eso mismo, con distintas palabras me vino a decir él, cuando me preguntó por las cosas que me sorprendían, intentando hacer un ejercicio de retrospección, para recordar aquellas cosas que a él ya se le habían hecho habituales y ya pasaba desapercibido.
Así que hice un ejercicio de memoria y le dije que me dejara pensar; me joden las preguntas a traición y por sorpresa, buscando la respuesta inmediata. Hoy me siento medianamente preparado para empezar a responder a ellos.
Me sorprendió:
- El sol que hacía, sin dejar un resquicio para la humedad
- Como el tiempo cambiaba tan rapidamente, y lo mismo estaba nublado que al rato irradiaba la luz del sol
- El aeropuerto tan despejado al que llegué, los pocos aviones, la única pista de despegue y aterrizaje, la única cinta por la que pasaban las maletas y los dos únicos mostradores de facturación
- Lo despejado del lugar
- Lo bueno que estaba McDonalds
- Lo tranquila de la carretera a eso de las 22 horas
- Los límites de velocidad que todo el mundo cumplía
- Las calles anchas y tranquilas
- El silencio que había ne todos los sitios.
- Que la gente en general no levanta la voz
- Los bosques, la cantidad que hay
- Las colillas tiradas a la orilla de los caminos donde hay bosques y no prenden
- Lo apretado de los árboles del bosque
- Los lagos (por cantidad, belleza y tranquilidad)
- La tranquilidad de las ciudades
- Lo enormes que son los mosquitos
- Los árboles caídos por la tormenta de principio de año y lo que tardarán en llevársleos
- Lo legales que son
- La cara de carajote que tienen ellos
- Lo confiados que son a la hora de no atar la bici, ni los cascos
- La de bicis que hay
- Lo pronto que sale el sol
- El calor que hace en casa
- El que la gente se descalce al entrar en casa
- La difusión del violín
- Que no haya cortinas en la mayoría de casas
- La cantidad de queso que hay y de pan
- La crema de vainilla de los pasteles
- Lo guapas que son las camareras y las reponedoras de los supermercados
- Que no haya tiendas de música
- La tranquilidad que se respira en los trabajos
- Los semáforos que se ponen en naranja antes de ponerse en verde
- Los coches que se paran antes de q tu llegues al paso de cebra
- Los funerales lo bonitos que son
- Las iglesias que prestan sus iglesias
- Los curas que son curAs
- Lo mayores y respetuosos que son los niños
-...

6 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Ante tanto comentario interesante sólo me queda decir...estoy de acuerdo contigo, todo éso y algo más...liebres en la ciudad.

libertad dijo...

jajaja...qué comentarios más internacionales!

Pues yo, que he podido hacer más memoria...si me permite el señor ráfaga, añado:

- Las casas, con las ventanas de colores y tan aparentemente movibles por el material del que están hechass, que parecen que sólo basta un soplido para que salgan volando.
- Las sillas de los vendedores de billetes de tren, todas distintas y con una apariencia comodísima.
- Las tiendas de segunda mano
- ...

Y algo que permanece en la memoria y que en pocos sitios había percibido: "el misterio de la quietud", el extraordinario "misterio de la quietud" que te empapa en esas tierras...

El semielfo dijo...

Me encanta sorprender con preguntas,apretar las tuercas para vivir el instante.Joder,humano,si que prestabas atención. ;))

libertad dijo...

...y el cielo, claro, el cielo al revés...no sé cómo se me había olvidado