Noticia


martes, 19 de junio de 2007

Credenciales de posesión

Tener la sensación de que el mundo rueda a nuestro alrededor, que los demás no tienen voluntad, que nosotros tenemos la suficiente atracción para no tener que demostrarla, pensar que es un derecho y no un regalo; que no tenemos nada que agradecer, y que con hacer lo que nos dé la gana cuando nos dé la gana ya es suficiente, que no hay que cambiar nada, que no hay que adaptarse, que no hay que trabajar nada, porque sólo con hacer ver que lo queremos ya es suficiente, porque simplemente es mío. Olvidarse que delante tenemos a una PERSONA igual de autónoma que tú...
... se puede convertir en un tremendo error


Veo tu casa desde mi balcón...
Vestido y en la cama
vigilo tu ventana;
No tengo hambre. Hoy, no comeré.
No sé de qué me quejo,
ya tengo lo que quiero.
Soy libre ante el espejo.
No salgo ahora que puedo.
Y tú siempre dices que soy un alma del averno.
Tendré que darte la razón, quizá sea cierto.
Siempre suelo querer lo que no tengo.
Y ahora que ya no estás aquí me voy consumiendo.
Ropa sucia, cuadros que he "pintao",
discos viejos, "to" por ahí "tirao".
Barba de quince días...
no me levantaría.
Desorden en campaña.
Ahora sé que me engañas.
Credenciales de posesión, qué tontería...
estos celos me han "abrasao". No sé qué me creía.
Y yo que decía, por fin, ahora la tengo,
y ya estaba de vuelta de "tó". A ver si aprendo...
Y tu carta me confundió.
Ahora lo entiendo.
Tu mirada me lo advirtió:
nunca más vuelvo.
Manolo García
Aviones plateados

2 comentarios:

dulcinea dijo...

"...porque a veces los credencciales nos dan un rol "desvirtuado".
...porque hay que adaptarse,a los inadaptados y a las inadaptaciones
...porque hay que disfrutar los regalos
...porque hay que trabajar duro para además de FLUIR libremente, poder parar (a veces en seco) mirar y saber decir, GRACIAS.

gracias amigo.

libertad dijo...

Es que no es fácil considerar al otro en todas sus dimensiones. Nada fácil.