Noticia


lunes, 2 de junio de 2008

Me cago


El momento ya llegó,
me han pagado la extraordinaria
y me la voy a gastar con mi familia en la playa.

Los chicos están felices.
Es su primer veraneo.
Su madre también lo está
pues nos vamos de paseo.
Todo no podía ser como en la telenovela,
me ha tocado a mí la abuela,
la madre de mi mujer.
Ya llegando a Benidorm voy con la mosca en la oreja,
llevo la cara de la vieja fija en el retrovisor
y al llegar al bungalow que alquilé hasta fin de mes,
empiezan a darme caña suegra, niños y mujer.
Así que pido permiso, para cantar en voz alta
que estoy un poquito harto y esto me sale del alma:

Me cago en el chiringuito,
me cago en la colchoneta
me cago en el veraneo
y mecagüentó.

En la playa no descanso para que el niño no se pierda
y no me puedo escapar a tomar una cerveza.

Me cago en la ensaladilla,
me cago en la gamba a la plancha
me cago en la paellera
y mecagüentó.

Cuando voy de vacaciones voy para estar tranquilo
y luego pierdo seis kilos y me duelen los riñones.
Si me duermo una siesta, debajo de la sombrilla
viene a pedirme otro helado la pelma de mi chiquilla.
En la playa no descanso para que el niño no se pierda
me dan ganas de coger y mandarlo todo a la mierda

…Me cago en el veraneo y mecagüentó.