Noticia


lunes, 5 de enero de 2009

Energías renovables

Leía en el periódico hoy un artículo de mi profesor de filosofía, que me hizo gracia y que quiero comentaros. Hablaba sobre la necesidad, tan elemental, de cuidar las energías que tenemos, consumirlas con moderación y no más allá de la necesidad, y lo que si es necesario es buscar energías renovables, dedicarle el tiempo para conseguir explotar aquellas cosas que no se consumen, como debería ser el ingenio, en vez de pensar que el mundo se acaba cuando se acabe nuestra vida y que los que viene detrás que arreen. Est no es el mundo que queremos dejar a nuestros hijos, y como propósito para este nuevo año deberia estar el de mentalizarse para no despilfarrar aquellas cosas que se acaban, no en modo "rácano", sino en el modo "consciente" o "responsable" en nuestro programa de funcionamiento.
Dentro de las propuestas para el nuevo año, proponía mi profesor, unir por conductos el sistema de ventilación del crematorio de cada una de nuestras ciudades con el sistema de calefacción, así nuestros difuntos cumplirían una última función: Hasta los muertos sirven para algo.
Aplaudo las nuevas propuestas