Noticia


miércoles, 14 de enero de 2009

Lo he probado todo.

A estas alturas de la vida y a mis 47 años ya puedo decir que lo he probado todo.
Y a estas alturas ya no me avergüenzo de nada.