Noticia


viernes, 11 de marzo de 2005

11 M

Es una putada tener que recordar estas fechas por varios motivos:
La primera es porque uno preferiría recordar cosas más bonitas, el momento en que ella me dio el primer beso o como descubrí el sentido de la vida, pero no, el 11 M significa algo peor, mucho peor.
El segundo de los motivos es que es triste porque nos acordamos de cuando se matan a dos centenares de personas de un plumazo, pero no nos acordamos (no me acuerdo) de los que mueren en menores minorías, y sus vidas no son menos importantes que las otras, o cuando el número es igual, pero mueren tan lejos, que parece que no fueran de la misma especie que la mía. Quisiera tener un momento cada día para acordarme de las víctimas, y sobretodo de las personas que velaron esas víctimas, que son las que siguen ahí.
Y tercero, lo que me parece más triste de todo es la hipocresía que me invade (que nos invade) cuando rechazamos en una repulsa feroz esos actos terroristas, y no me doy cuenta de la destrucción (sino masiva, si indibvidual) que en muchas ocasiones fomento en las personas de mi alrededor. Ahí soy yo el "terrorista", pero eso no me parece quizás tan grave.
Habrá que mirarse un poco más, no sólo lo bueno, sino también lo malo, y que el 11 M, como todos los días, sea un momento para recordar y para pensar en que deben cesar MIS actos terroristas con mis congéneres y conmigo mismo. También a esa "lacra personal" habrá que decir BASTA YA.