Noticia


jueves, 18 de mayo de 2006

Cuando los días salen malos

A veces las cosas no salen
El destino, o el puto día
se confabulan para que cada detalle
se convierta en un gran escollo
para convertirlo todo en una mierda.
Y un día la ordenador le da por no ir
y al técnico le da por estar de vacaciones,
y recuerdas a propósito que tu camara de fotos
tampoco va, y tampoco sabes por qué
Y que, joder, aún tienes que hacer la declaración de la renta
y preparar aquel informe que has ido dejando pasar
y que resulta ya es para este sábado...
y de aquí al sábado tienes aún mil cosas que hacer
incluído aquella boda del viernes,
para la que te tienes que comprar una camisa
y un regalo.

Y para más cojones, cuando pretendes publicar un post donde te desahogas diciendo "que malito estoy, y que poco me quejo", va y a la puta conexión de internet le da por fallar más que una escopeta de feria, y me paso minutos y minutos dándole al aceptar, para encima llegar tarde al trabajo y no recordar que hoy tenía una reunión que no tenía preparada.
¡De puta madre!

Ala. Que tengas un buen día

3 comentarios:

libertad dijo...

...Bueno, tú lo has dicho, son días. Y desahógate cuando quieras, of course (mucho mejor que escribir las cosas esas de frikis...es bromaaaa). Ala, buen día. B.

sabelu dijo...

Menos mal que esos días al final se acaban (como todos claro).

Muchos besos

dulcinea dijo...

me pregunto a que ordenador te referirás....no jodamos, eh¡¡¡...bueno....aún así, llevas por lo menos y sin exagerar unas mil vueltas de ventaja...jeje, así que...a sobar un rato y que pase pronto.

dulces besos.