Noticia


viernes, 5 de mayo de 2006

Cuento de hadas

Al final de los cuentos de hadas siempre aparece la misma fórmula: "vivieron felices y tuvieron muchos hijos". Punto final
Nunca se nos cuenta lo que ocurre después:
El principe azul no es el padre de los hijos,
o descubra a su mujer con otro
para salir del tedio.
Empeiza a beber más de la cuenta,
luego abandona a la princesa,
fruto de la deshonra
se va con una chica más joven y más pobre.
La princesa se pasa quince años sintiéndose culpable
psicoanalizándose y descuidando a sus hijos,
que el mayor se drogan, terminando el mayor suicidándose,
y el pequeño haciendo de chapero en el puerto.

2 comentarios:

Dulcinea dijo...

He ahí los cuentos de hadas y el conflicto existencial.
Pero...Chico¡, siempre puede aparecer el hada madrina cuando menos te lo esperes y...concederte tres deseos,que te hagan superar las frustraciones narcisistas, los conflictos edípicos, las rivalidades...como por ejemplo:
-1-...que tu marido aprenda algo cuando te ponga los cuernos (que seguro que él también te los ha puesto fruto del tedio)
2-.. que tus hijos NO sean dignos hijos de su padre,
y 3-... que estés tan forrada que te la pele el "pelele" de tu marido y así en vez de psicoanálisis te puedes pegar la vida padre, viajando, haciéndote un super bono en el SPA y follando con el monitor de aerobic, el cuál probablemente tendrá unos añitos menos que tú y estará de muy buen ver...qué se yo...

...En fin...yo me quedo con lo de..."cuentame un cuento, y verás que contento, me voy a la cama y tengo dulces sueños..."

Lorena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.