Noticia


viernes, 8 de septiembre de 2006

Malo

Nunca fui malo, tuve una cara de bueno que nunca me aguantaba. No lo digo como algo de lo que me sienta orgulloso. Yo hubiera preferido ser un pandillero, contar por cicatrices las marcas de mi cuerpo y no ser de fiar, porque esos fueron siempre los que se llevaron a las chicas de calle, las chicas que yo desee y nunca tuve. En cambio yo tenái cara de bueno, de tan bueno que parecía tonto. A mi no me decían guapo, me decían bueno, y me decían eso de que te quiero,m como un amigo. Quizas ayudaba la raya a un lado, el pelo repeinado y la piel blanca, lechosa: asquerosamente fina, cual rey de España.
Siempre quise hacer daño, ser vil, pendenciero, marrullero, turbio, impulsivo... y sin embargo me convertí en lo contrario: tu... eres seminarista? Tu puta madre! (pensaba, nunca decía).
Por eso me encantan los comentarios ahora que me dibujan una caricatura de cabrón por personas que no sé si me conocen, pero que sea como sea, me dibujan una media sonrisa ladeada y socarrona, y pienso: Si alguna vez alguien se sintió herido, sólo lamento no haberme dado cuenta para no haberlo disfrutado todo lo que podría y me siento más el que hubiera querido ser y nunca me atreví.

5 comentarios:

Estrella dijo...

Tranquilo, hasta donde yo sé, eres lo que querías ser.

dulcinea dijo...

¿seminarista? con lo que Mola el SEXO¡, jajaja
¿Pero cómo quieres ser malo...con ese corazón 5 estrellas?
Ahora, que un poco cabrón sí eres...lo justo para que te salga la media sonrisa y que alguien te parta la cara un día de estos....pero YA.(chico es lo que hay)
aysss...mare¡¡¡ pero ma que es bo...aquest xiquet¡¡ ;)

arena dijo...

Tienes toda la razón estrella,es lo que siempre ha querido ser. Un CABRON con mayúsculas. Para escribir las últimas 3 lineas del post hay que tener la sangre muy fría y una piedra en lugar de corazón.No entiendo como la gente te quiere, pero tiempo al tiempo, todo el mundo acaba hartándose de tanta pedantería, acabarás solo, muy solo. Aunque ahora estés contento porqué eres el cabrón que siempre quisiste ser, el día que te des cuenta que esto no es ningún mérito sino todo lo contrario, igual ya es demasiado tarde.

dulcinea dijo...

Joder¡¡ Cuánta acritud...Que esto sólo(solamente) es un POST ¿o no ?

Querido Cabroncete...
Flipada estoy...¿esto es alguna terapia que estás haciendo?¿terapia de choque o algo así?

besos darling

P.D:En fin, que espero que no me pegue nadie, pero es que Yo te tengo en buena estima.

Lorena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.