Noticia


miércoles, 13 de septiembre de 2006

Te has ido

Hoy Estrellita me ha dejado. Y me he quedado desolado, como un niño al que le quitan su piruleta y no reacciona. No he llorado. Ni tan siquiera sé porque me ha sorprendido tanto, ni como he podido estar todo este tiempo sin esperarlo, cuando le he dado tantos motivos, aunque ella no me haya dado ninguno para irse. Simplemente se ha ido.
Bueno, no tan simple, dignamente, ha querido salir por la puerta grande. Altiva ha esperado a que yo me despertara y apareciera por el pasillo para hacer la maleta y sin cruzar una palabra largarse, sin antes dejar de mirarme, cerrar un pelín los ojos, forzando la mirada, queriendo "destilar odio" mientras sonreía vengativa y alegre, como si aquello no le afectara, y dando un portazo, como el que da una estocada certera.
Yo me quedé en el pasillo, boquiabierto y bobalicón, con mis calzoncillos arapientos, con mi camiseta imperio para dormir, despeinado y con barba de tres días, sin tener muy claro lo que veían mis ojos miopes.
A los tres minutos he reaccionado, y he dado media vuelta, me encaminé a la nevera, saqué una "duff" y me apalanqué en mi sofá, recuperando la bolsa de papas que dejé hace 3 o 4 días abierta en el comedor.
Se ha ido ¿Y qué? La vida seguirá igual que antes, o sea, sin sentido