Noticia


miércoles, 29 de marzo de 2006

Olores

Por la mañana la vida huele de distinta manera.
Al abrir la ventana de mi habitación despierto a un nuevo mundo
de olores nuevos y de recuerdos intensos.
El ascensor huele al perfume del deseo,
a noches en vela llena de sudores entremezclados
con perfumes caros.
La calle huele a primavera y a novedad
a precintado, a estrenar